miércoles, 29 de noviembre de 2006

sábado, 25 de noviembre de 2006

Mister Alfi, en Oviedo

-- Cómo valora el estreno de Così fan tutte?
-- Estuvo bien, estoy satisfecho.
-- Del resultado final o de su interpretación?
-- Un intérprete tiene que hacer su trabajo según el criterio del director, en este caso, el director quería un Don Alfonso cínico. Personalmente, yo no comparto esa idea y por eso no estoy tan contento como podría estar. Sin embargo, estoy satisfecho porque creo que he hecho un buen trabajo y, además, lo que quería el director. En mi opinión, Don Alfonso no es un cínico, podríamos calificarlo como desencantado, ha tenido malas experiencias en la vida pero no le han convertido en un cínico. Despina sí que lo es, ella dice que un hombre es como cualquier otro, Don Alfonso no, cree en el poder del amor, el diría: "Chicos, vosotros no estáis enamorados de estas señoritas por lo que son, sino por lo que pensáis que son". Más o menos lo que sucede habitualmente en la vida real.
-- Es más moderno de lo que podría parecer.
-- Si amas a alguien lo haces por lo que es, no por lo que podría parecer. Esta es la modernidad de Così fan tutte , sobre todo teniendo en cuenta que hablamos del siglo XVIII.
-- Mozart tiene unos libretos geniales, pero la música de Verdi... es genial, personalmente, disfruto más con ella que con Mozart.
-- Verdi es increíble pero son dos compositores que han vivido momentos diferentes. Entonces no se iba al teatro como se va ahora, hace siglos se hablaba, se reía, se comía, hasta se jugaba a las cartas y si la gente oía algo bonito, entonces paraban y escuchaban. Esto no tiene nada que ver con la actitud pasiva que nos encontramos en los teatros ahora. Incluso en el trascurso de una ópera seria había tres secciones de ópera cómica y un ballet porque esa era la forma de entretenimiento.
-- Es normal que a veces el público se aburra si partimos de estos planteamientos. -- También es culpa de los cantantes, muchos piensan que la ópera sólo es música y no se preocupan de pronunciar bien. Hay una cosa que odio, los subtítulos, es una idea horrible porque te encuentras con que en una comedia, que se supone que debe ser divertida, el público sólo mira hacia arriba. Cada vez que miro a los asistentes me los encuentro mirando, por favor, haced los deberes, leed el libreto. Repito, es algo horrible.
-- Comparto la idea pero también tienen cosas buenas.
-- Yo me preguto, cómo se ha hecho hasta ahora?, cómo sobrevivió la ópera durante 250 años sin subtítulos? Sobrevivió porque tiene mucha fuerza como espectáculo pero esto no es teatro. Es muy difícil que la gente se prepare las obras, hoy se graban los programas de televisión, se emiten una y otra vez, y al final, la capacidad de atención ha disminuido. Las personas que vienen a la ópera son héroes porque pueden estar sentadas una hora y media.


Alfonso Antoniozzi BARITONO : "Las personas que acuden a la ópera son héroes" ( La Voz de Asturias - 25/11/2006 )


P.D. Pregunta, ¿por qué Ángel González siempre saca a colación a Verdi cuando está entrevistando a un/a intérprete del Così de Oviedo? Ya ocurrió en la entrevista a Silvia Tro Santafé. Y ahora:
"Mozart tiene unos libretos geniales, pero la música de Verdi... es genial, personalmente, disfruto más con ella que con Mozart."
¿Qué quiere?
Además, si por hablar de Mozart, con alguien que está interpretando el Così, que casualmente es de Mozart, no pasa nada.
¡Qué manía! Churras y merinas, Mozart y Verdi.

jueves, 23 de noviembre de 2006

300, en una versión "alternativa"
300

Para los seguidores de Frank Miller o para los que vieron la peli Sin City y les gustó, llega 300, la batalla de las Termópilas.
Dirigida por Zack Snyder y protagonizada por Gerard Butler,Lena Headey, David Wenham,Vincent Regan y Rodrigo Santoro

miércoles, 22 de noviembre de 2006

Se marchó Robert Altman



Hoy hemos sabido, que a los 81 años, ha fallecido Robert Altman. Uno de los grandes olvidados de Hollywood pero uno de sus grandes directores. Al fín este año, se dignaron en darle el Oscar Honorífico (estuvo nominado 5 veces en la categoría de mejor director), por una carrera cinematográfica a sus espaldas que cuenta con 86 películas, 37 guiones y 39 proyectos como productor.

Debutó como director en 1957 con The Delinquents , pero anteriormente ya había hecho su primera incursión en el mundo del espectáculo como guionista y productor de documentales, incluso llego a participar en las grabaciones de la mítica Bonanza, unos antecedentes que influyeron en toda su obra posterior.

Junto a otros directores como Pollack o Arthur Penn, Altman desmitifió el cine americano en los años 70, mostrándose como un autor de películas, que si bien el argumento podía parecer mínimo, estaban llenas de situaciones, historias paralelas y ácidas opiniones.

El éxito le llegó con M.A.S.H., una película en la que se contaban las peripecias de un grupo de médicos de campaña durante la Guerra de Corea. Pero crítica y antibelicista, guerra y risas, parodia del patriotismo americano. Sabía de lo que hablaba, porque participó en la II Guerra Mundial. Con ella logró la Palma de Oro en Cannes y debido al éxito, se hizo una serie de televisión.

Después de esta película "bélica", se dedicó a dar una vuelta de tuerca a otros géneros cinematográficos. Los vividores, en 1971 fueron una revisión del western con Warren Beatty y Julie Christie; Un largo adiós (1973), del cine negro; Tres mujeres respecto al melodrama, con Sissy Spacey y Selley Duvall. Contó con esta última para su particular visión de la sociedad norteamericana, representada en Nashville (1975), donde narraba cinco días del festival de música country de esa ciudad, coincidiendo con una campaña electoral. Un auténtico laberinto de situaciones, "marca de la casa". Y su última gran película de la década de los 70, Buffalo Bill y los indios, en la que se burlaba del viejo héroe.

Altman nunca fue un director regular y en los 80, llegaron las "vacas flacas". Un periodo que casi es mejor no recordar.

Pero cual ave fénix, llegaron los 90 y regresó Altman, con sus historias cruzadas, tramas abiertas, su dominio del cine coral y de nuevo, la sátira. Sátira del mundo de la industria del espectáculo con El juego de Hollywood; la fallida Prét-à-Porter (1994), una disección de la banalidad del mundo de la moda en la que desfilaban grandes actores y celebridades; Kansas City y The Company.

Pero es en esta década, cuando rueda la que para mí, es su obra maestra: Vidas cruzadas. Basada en ocho historias y un poema de Raymond Carver, entorno a las relaciones humanas de diversos personajes en Los Ángeles, con niveles múltiples de humor, romance y terror, cruzándose en el camino, ignorando los dramas que tienen lugar en vías paralelas.

Y Gosford Park, en la que disecciona la rígida y decadente sociedad postvictoriana. Una nobleza que se resiste a abandonar el papel de protagonista en la sociedad inglesa, imagen paralela de la situación en la que quedó el Imperio Británico en las RR.II. Una película que muestra como pocos, las relaciones de clase dentro de una casa, aderezadas con un crimen.

En España todavía está pendiente de estreno su último filme, A Praire Home Companion, que dirigió ya en adversas condiciones físicas y fue recibido con entusiasmo en la última edición del Festival de Berlín.

Se nos fue un rebelde, un iconoclasta, un innovador, que no cedió nunca ante la industria. Descanse en paz, Robert Altman.

lunes, 20 de noviembre de 2006

La "posturita" de Carmen

Nina Surgulardze y Kostantin Andreyev, en el Teatro Piccinni de Bari (12 de noviembre de 2006)

Y

Rubens Pelizzari y Laura Polverelli en el Teatro Pergolesi de Jesi (10 de noviembre de 2006)

No sabía que esta posturita, entre Don José y Carmen, estaba escrita en el libretto

Por cierto, la Polverelli debutaba en esa producción como Carmen

sábado, 18 de noviembre de 2006

Mattila reivindica Manon Lescaut


WHEN CRITICS describe Karita Mattila, words like "intense," "passionate" and "incendiary" often come up. So it's no surprise that the Finnish soprano, in town to sing the title role of "Manon Lescaut" for San Francisco Opera, has strong feelings about Puccini's lyric drama.

"It's fabulous," Mattila says of the opera, which hasn't been produced by San Francisco Opera since 1988. "I love this production, and I love my character. I never get tired of this music -- it's just so beautiful, and so moving."
Mattila has high praise for the production, which originated at Lyric Opera of Chicago in September 2005 and is new to San Francisco. Directed by Olivier Tambosi and conducted by music director Donald Runnicles, it runs Nov. 19-Dec. 10 at the War Memorial Opera House.

"It's based on a traditional concept, and I think that's a great idea for this kind of piece," says Mattila, who appeared in the Chicago run and subsequent performances in Houston. "I think it has much to do with this character being a woman of that time. It's easier to find the meaning and the touching part of this character if you keep it in that concept. I've always been impressed by Olivier's enthusiasm."

Based on Abbe Prevost's novel, "Manon Lescaut" is the story of a young 18th century woman corrupted by society. Manon elopes with des Grieux, but leaves him to become the mistress of the wealthy rake Geronte. When she tries to return to her true love, she meets a tragic end.
Puccini (who wasn't the only composer to adapt the novel -- Massenet's "Manon" is based on the same story) wrote "Manon Lescaut" early in his career. It's not staged as often as his greatest hits, including "Tosca" or "La Boheme," but Mattila thinks it's a wonderful work -- and a universal one.

"It's a tragic story, a very sad story," she says. "Manon shows with her choices and behavior what life was like then for many women who were poor and dependent on men. She's a survivor in that sense. When we look at it today, we think 'Thank God, that's not the case anymore,' but you know what? I'm skeptical. In my lifetime, we have better laws, but the attitudes haven't changed that much -- to have equality in all levels of life, it's still a dream."

The challenge, she says, is to make the character fully dimensional. "So often, women like Manon are approached from only one dimension," she says. "She's bad, or she's cheap, or she's pure or she's lovely. Do we really want that today? It takes courage to dare to go deeper and find the true human being -- not always so rosy, but that's what makes it interesting."
Mattila, who is lauded for her extraordinary stage technique as well as the beauty of her lyric voice, was born in Somero, Finland, and trained at the Sibelius Academy. Acting, she says, was an essential part of the training. "I was lucky," she says. "In the early '80s when I was there, the acting teachers came from our Drama University. They were great actors and great teachers. I was so grateful to have that, and when I started working with great directors, those things I was taught were still in the background."

According to Mattila, many of today's young singers don't get that kind of aid. "It's sad these days that it's still not an essential part of operatic schooling. The most important thing I learned in my training is to know your body, to learn how to move. Directors don't have the time to teach you how to move! It takes a lot of training just to know how to cross the stage."

Mattila, who recently sang her first Tosca in Finland, describes Manon Lescaut as an even greater challenge. "The challenge of this role is that it lies a lot in the middle, yet it mustn't sound heavy," she explains. "It's very lyrical. Having just done my first Tosca, it's interesting to come back to this part and notice how different these two Puccini roles are. In a way, Tosca is easier; this is like everything in one part. It's a longer part, a busy part -- I'm having a change in every break, wig changes, costume changes! It's a busy, busy night."

Artículo completo aquí

Bea ya no tienes excusa para no escuchar la Manon Lescaut

jueves, 16 de noviembre de 2006

Con un par

(Sta)Vivica Genaux, canta "Qual guerriero in campo armato", de Bajazet. Le acompaña, la Europa Galante y Fabio Biondi.
¡Qué maravilla!

miércoles, 15 de noviembre de 2006

Brava, Berganza!


«Diría que hay excelentes voces de jóvenes preparados muy rápidamente casi todos, con muchas ganas de cantar en seguida, no importa qué repertorio, aunque luego a los cinco o diez años se queden sin voz».

«Todo esto se debe a que hay una falta de preparación, de técnica, que el canto no se sujeta. Yo llevo 45 años cantando y todavía encuentro lugares, sitios, respiración, huecos en mi garganta, en mis huesos, en mi cabeza, en lugares donde no había colocado una nota en 45 años y lo encuentro ahora y veo que suena mucho más bonito ahí colocada. Lo que les falta a estos jóvenes es la ambición de superarse, no la ambición de cantar más y mucho repertorio, sino la de decir cada día voy a cantar mejor. Ahí reside la clave del éxito y falta en las voces jóvenes».


Teresa Berganza siempre ha sido muy crítica con aquellos directores, cantantes y registas que se saltan a la torera todo lo establecido para hacer lo que les viene en gana y no tiene pelos en la lengua cuando habla de los colegas de su época de los que dice que la mayoría ya están retirados: «Solo quedamos Monserrat (Caballé), Mirella Freni, Plácido Domingo -que es un poquito más jovencito-, y yo. Los de la generación siguiente están cantando repertorios equivocados. Acabo de leer las críticas de una Traviata y veo que no funcionaba ninguno. ¿Por qué?, pues porque no los preparan. En mi época se podían encontrar cinco compañías de ópera de primera, pero ahora no hay Fiordigilis ni Dorabellas , porque los directores artísticos de los teatros no saben de voces; conocen música, instrumentos, orquestas, saben buscar coros o solistas, pero de voces están peces; sólo unos pocos las conocen en profundidad». Con los resgistas es aún más dura: «Tienen un protagonismo que no se merecen. Si se está haciendo una ópera de cámara -como son las de Mozart-, creo que no es bueno que se abra todo el escenario, porque no es lo que pide la obra. Se están representando óperas donde no se respeta nada, ni la época, ni el vestuario ni la estética del momento».


Verdades, como puños, de la Maestra Berganza, en el Diario de León

lunes, 13 de noviembre de 2006

Joan Sutherland y La Lucia di Lammermoor (II)

La segunda parte de la escena de la locura
Joan Sutherland y La Lucia di Lammermoor

Como se está representando, en el Liceu, Lucia di Lammermoor y como Dame Joan cumplió 80 años la semana pasada, pués su última Lucia. Precisamente, fue en el Liceu en 1988.Primera parte de la escena de la locura.

Esperemos que esta vez, sí se retransmita por Radio Clásica y con la Edita

miércoles, 8 de noviembre de 2006

El Capitán Jack Sparrows en el Met




No lo es pero lo parece. Se trata del traje que llevará Juan Diego Flórez como Conde de Almaviva, en el Barbero que se representará en breve en el Met de Nueva York.
Juan Diego, junto a Diana Damrau, Peter Mattei, John Del Carlo y Samuel Ramey, asistirán esta noche al programa “Late Night with Devid Letterman”, de la CBS, en el que representarán el final del Acto I, del Barbero dirigido por Mauricio Benini y Barlett Sher.

martes, 7 de noviembre de 2006

viernes, 3 de noviembre de 2006

¿Barenboim "oposita" para Valencia?


Daniel Barenboim, ha estado estos días por el "cap i casal", dando una serie de conciertos en el recién inaugurado, Palau de Les Arts. En la rueda de prensa preceptiva, comentó (bueno, realmente "alagó") la puesta en marcha de un teatro como el Palau, en los tiempos que corren.

“En Valencia podéis estar muy contentos de que haya voluntad para hacer proyectos tan importantes como el Palau de les Arts, que puede convertirse en el modelo de teatro de ópera del futuro”.
"Los valencianos tienen una suerte enorme de tener un teatro así”.

Lo dice alguien con conocimiento de causa, porque en Berlín, en la Staatsoper, tienen problemas y problemas graves. Parece que el edificio tiene que ser restaurado y no se ponen de acuerdo, a la hora de decidir quién paga las obras (¡qué raro!).


Aún en negociaciones la formación del gobierno regional de la ciudad-estado, el Partido Socialdemócrata (SPD), del alcalde Klaus Wowereit, y el Partido de Izquierda decidieron no entregar 65 millones de dólares para la reforma del edificio.
Por su parte la canciller federal Angela Merkel se mostró en disposición de aportar 60 millones de dólares, si Berlín ofrece una suma similar, y la asociación de amigos de la Opera Estatal quiere recaudar 40 millones de dólares por concepto de donaciones.
Peter Mussbach, ejecutivo de la ópera, por su parte dijo que "la decisión del gobierno de la ciudad-estado de no respaldar el saneamiento de la Opera Estatal Alemana pone en peligro su supervivencia".
Mussbach aseveró que la mejor solución sería que el gobierno federal asuma la ópera, algo a lo que se niega el Ejecutivo presidido por Merkel.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails